Se llamaba Kristina y era muy hermosa. Medía algo más de 1,70cm, tenía el cabello largo y rubio, los ojos azules y la piel blanca. Venía de tierras frías y lejanas. Llegó con 24 años y con sólo 28, murió. Era el año 1262.

Find Out More